15 señales de que tu hijo te quiere de verdad

Saber que tu hijo te ama de verdad es muy gratificante para todas las madres en este mundo, tu hijo puede que no logre decírtelo aún, pero estas señales te lo indicarán:

1.     Esos momentos en los que tu bebé mira fijamente tus ojos, como si estuviera tratando de ver tu alma, es una señal de que se siente atraído hacia ti y está tratando de conocerte mejor. Esto muestra interés hacia la persona más importante que conoce en su recién comenzada vida y es una muestra de amor pequeña que logra mostrar con gestos simples, como una sonrisa cuando tú le devuelves la mirada

2.     Intentará copiar tus expresiones faciales. Aunque los recién nacidos no tienen una buena vista aún, el interés que siente por ti logrará que imite lo que tu haces para así poder acercarse más a ti. Si cuando le haces gestos, él intenta imitarlos de la manera simple que pueda, es signo indudable de interés por ti.

3.     Cuando voltean apenas te escuchan hablar. Los bebés comienzan a escuchar sonidos a partir de los 5 meses de embarazo, por lo que distinguirán el sonido de tu voz una vez  hayan nacido. La reconocen, y el acto de voltear  hacia tu dirección al escucharte hablar muestra que reconocen a quién está siempre ahí para ellos.

4.     Se acurrucará en tus brazos y relajará cuando lo cargues. La habilidad innata de las madres para tranquilizar a sus bebés es muy conocida, y esto se debe a que el recién nacido reconoce tu aroma y apariencia, por lo que inmediatamente se sentirá en paz. Aunque hay algunos bebés con lo que esto no sucede, pero no significa que te odien, solo significa que aún no has descubierto que es lo que le gusta, la posición perfecta toma tiempo en lograrse, es un proceso de prueba y error y ten por seguro que tu bebé ama que lo estés intentando.

5.     Te sonreirá aparentemente sin ninguna razón. La primera vez que tu bebé te sonría sin tu hacer algún gesto para causarla, es un momento mágico. Es su pequeña manera de decirte que te ama a su aún corta edad. Estas no son sonrisas por diversión o por alegría solamente, ten la seguridad de que esa sonrisa especial demuestra su cariño y afecto a la persona más importante en su corta vida, tú.

6.     Querrá que estés a su lado a todo momento. Te darás cuenta que apenas dejes la habitación se pondrá intranquilo o inquieto, incluso podría llegar a llorar, pues podría pensar que nunca vas a regresar, aunque con el tiempo aprenderá que siempre regresas.. Está mostrando su apego por ti, por lo que al volver a verte te recibirá con una sonrisa que derretirá tu corazón.

7.     Comenzará a compartir tus intereses poco a poco. Si examinas tus cajones a menudo o comienzas a rebuscar en la ropa sucia, él comenzará a imitarte en lo posible. Esto refleja que el niño se siente identificado con lo que realizas y valora las cosas por las que muestras interés. Los expertos se refieren a esta etapa de los niños como la etapa de la atención mutua y puede comenzar desde que los bebés tienen unos pocos meses de recién nacidos, pero es más pronunciada entre los 9 y 12 meses.

8.     Cuando alguien desconocido entra a la habitación y tu bebé rápidamente entierra su rostro en tu pecho como si fueras su escudo, es una muestra de que sabe que lo vas a defender, y que estás presente en su mente como persona a la cual recurrir en caso de peligro. El miedo a los extraños es una fase por la cuál pasan todos los recién nacidos, y dura hasta los 12 meses aproximadamente.

9.     No hay nada más maravilloso que la risa de tu bebé, sobre todo cuando es en respuesta a algo que acabas de hacer. Claro que otras personas pueden hacer que tu bebé se ría, pero nadie lo conoce como tú. Tú conoces cada punto preciso para hacerle cosquillas o ese soplido en sus mejillas que logrará que se mate de risa automáticamente. Después de un tiempo tu bebé se comenzará a dar cuenta de que tú sabes lo que le gusta, y hasta comenzará a reírse con anticipación. Esta es una conexión verdadera.

10.  Una vez tu bebé comience a crecer, empezará a explorar y puede parecer que está en todos lados al mismo tiempo, pero te darás cuenta que, aparentemente, siempre regresa a tu lado. O puede que te busque cada vez que se encuentre en una situación poco familiar. Puede parecer inseguridad, pero en realidad es muestra de que se encuentra muy apegado a tí.

11.  Comenzará a asegurarse de que estás cerca y que estás bien. Te dará pequeños golpecitos en las mejillas para que sonrías e intentará que le prestes atención y dejes lo que estés haciendo en ese momento. Su atención empezará a reflejar su interés por tí en cada momento, aunque estés completamente ocupada.

12.  Te intentará conversar con sus pequeños balbuceos, los primeros estarán dirigidos hacia tí y posiblemente no empiece a balbucear a menos que tu estés cerca para que le pongas atención, y cuando por fín le hagas caso, sonreirá sintiéndose satisfecho de lo que logró a su cortísima edad.

13.  Comenzará a levantar sus brazos para que lo cargues, incluso si ya se encuentra en los brazos de otra persona, volteará la cabeza en tu dirección, y tu sabrás que con ese gesto te está llamando a tí. No importa cuán cómodo se sienta en los brazos de otra persona, no hay ningún otro lugar como tus brazos, ahí es dónde se siente más cómodo y posiblemente se haya convertido en su lugar favorito. La mayoría de bebés adora que los carguen desde el momento en el que nacen, pero puede que recién desde los 6 meses logren tener la coordinación motora para realizar este gesto.

14.  Al más ligero sentimiento de dolor que le suceda, correrá a buscarte. Sabe que tu eres la persona que se encarga de él, por lo que recurrirá a tí a la más ligera sensación de dolor que pueda sentir. Claro que te darás cuenta que el pequeño, a veces, no necesita ninguna razón más que la sensación de peligro para correr en tu búsqueda.

15.  Se guardará su mal comportamiento solo para ti. Sabe que eres la única persona con la que lo puede mostrar sin reparos sus berrinches pues tiene la seguridad de que no lo vas a abandonar. Los bebés, también, suelen aplicar la prueba y error para saber los límites hasta dónde pueden llegar con su mal comportamiento. Esto demuestra que, aunque saben que no los vas a dejar, tienen cautela de todas maneras.
Bebés victoria
ENTRADAS RECIENTES


Comentarios